martes, 24 de noviembre de 2009

Terapia Psicoespiritual


¿Es posible reconciliar el cuerpo,
la psicología y la espiritualidad?

¿Cómo afectan los desórdenes afectivos
en la vida espiritual, y viceversa?

¿Existe una psicología cristiana
que integre la sabiduría espiritual católica?

Dirigido a:


 Personas que hayan iniciado un proceso de despertar espiritual y de encuentro personal con Jesucristo, y que deseen profundizar su conversión a través del trabajo sobre sus heridas, traumas y desórdenes afectivos.

 Integrantes de grupos parroquiales y de movimientos laicales, interesados en purificar su afectividad para crecer espiritualmente en el seguimiento de Jesucristo.

 Agentes de pastoral, laicos, consagrados y religiosos, que buscan complementar su acompañamiento espiritual a través de una psicoterapia que integre la espiritualidad ignaciana.

Psicoespiritualidad ignaciana

En la actualidad existen varias propuestas que buscan integrar la psicoterapia y la espiritualidad, sin embargo existen dos peligros fundamentales, primero, que estas psicoterapias provengan del movimiento de la Nueva Era, y segundo, que la visión psicoterapéutica y espiritual sean meramente superficiales y basadas en la intuición, la superstición y el esoterismo.

La psicoespiritualidad ignaciana integra tres perspectivas: la antropología espiritual de San Ignacio de Loyola (fundador de los jesuitas), el psicoanálisis aplicado (Freud-Lacan), y las técnicas de psicoterapia corporal. Desde estas perspectivas integradas, nuestra terapia psicoespiritual tiene como objetivo la purificación del corazón de las afecciones desordenadas en la subjetividad, realizando una escucha psicoanalítica y empleando técnicas psicocorporales de sensibilidad, desbloqueo e integración del carácter.

¿Para quién es una terapia psicoespiritual?

La terapia psicoespiritual es para aquellas personas que busquen purgar su corazón de todas aquellas afecciones desordenadas que los encadenan: a una relación destructiva, a nuestras heridas y traumas, al miedo y la soberbia, así como todo aquello que impida vivir la paz y serenidad del corazón.

La psicoterapia espiritual trabaja con las tres dimensiones del ser humano: el cuerpo, el alma y el espíritu, ya que parte de una premisa fundamental, que todo desorden corporal y psicológico, reside en un desorden afectivo-espiritual. De esta forma, el alcoholismo, las adicciones, la infidelidad, la depresión, la anorexia, la obesidad, la ansiedad, entre otros, son expresiones de desórdenes afectivos profundos.

Grupo de Terapia Psicoespiritual (GTP)

Cómo su nombre lo indica, el GTP es un Grupo de Terapia Psicoespiritual. Ante todo es un grupo terapéutico, lo cual supone un espacio, una serie de normas, un grupo de personas (no más de 20) y un psicoterapeuta. El segundo aspecto es que es psicoespiritual, y es aquí donde se integra la espiritualidad de San Ignacio de Loyola y la psicoterapia corporal integrativa. De esta forma el GTP es un programa modular que consta de 6 sesiones por módulo de dos horas de duración una vez a la semana. El programa completo consta de cuatro módulos, y se acorta de acuerdo a las características y necesidades del grupo. Las sesiones tienen un costo accesible y se realizan en espacios asignados, previa autorización, por la parroquia.


Grupo de Terapia Psicoespiritual
Zona Metropolitana de Guadalajara

Cel. 04433 1532 1421

[Subyecto]
Círculo de Psicoespiritualidad Ignaciana

E-mail: subyecto@gmail.com
Blog: www.subyecto.blogspot.com

No hay comentarios: